Estrategia PRO Digital eSalud. Clase 3/7

Errores de novato que se cargan tu Presencia Online
  • Barra de progreso del curso 45%
curso gratis estrategia digital clase 3

Todos los días el mismo ritual. El primer uso que le das al móvil es apagar la alarma. Cada vez se usa menos el despertador.

Abres el email para echar un vistazo rápido por si hay algo urgente y miras que no haya mensajes en WhatsApp.

Le echas un ojo a LinkedIN  a ver si te siguen aceptando invitaciones a conectar. Saltas a Facebook para ver las notificaciones. Entras en Twitter a ver cuántos followers nuevos te siguen hoy y por último, pasas por Google Plus a mirar la campanita y sigues pensando que es una red que no tiene mucho sentido.

Si es un reflejo de lo que haces cada día entonces tenemos que hablar.

Acabas de perder más de media hora de tu precioso y escaso tiempo.

Las redes sociales han revolucionado el mundo de la comunicación. Han pasado a formar parte de nuestro día a día y cada vez es más común utilizarlas para todo.

Tanto si las utilizas para informarte, buscar nuevas alternativas de trabajo o simplemente porque está de moda, tienes que saber cómo “manejarlas” correctamente y lo que es más importante, tienes que usarlas bien porque de lo contrario, créeme, será una tremenda pérdida de tiempo.

Si además estás trabajando tu Marca Personal para formar parte del panorama e-Salud tienes que cambiar algunos hábitos.

El tiempo que dediques a las Redes Sociales debe ser productivo y que te permita avanzar, de lo contrario perderás la confianza en este canal de comunicación y eso hoy en día sería un error muy grave.

Tener presencia digital no es complicado. Un perfil se lo abre cualquiera.

Tener presencia digital de forma profesional es otra cosa.

Hacer un perfil interesante, crear comunidad y obtener resultados con esa presencia, únicamente es posible con una buena estrategia digital.

Un médico no tiene tiempo para estar presente en todas las redes sociales y tampoco debe hacerlo.

Pero sí es importante que sepa escoger en las plataformas que debe estar presente y cómo debe hacerlo.

Como sé que te está costando el tema, hoy te voy a contar los principales errores de novato que se suelen cometer en la gestión de la presencia online.

TOP 10 Errores de novato que se cargan tu Presencia Online de Marca

Al empezar con el uso de las redes sociales se cometen muchos errores que solo con el paso del tiempo consigues descubrir.

Es muy importante no caer en ellos para aprovechar cada minuto que inviertas en estas plataformas.

ERROR 1.  Desconocer los Términos de uso y normas de cada red

Poca gente se lee las cláusulas de los Avisos Legales. Por eso siempre insisto en la importancia de hacerlo.

Lo primero que debes revisar son las normas de uso de la propia plataforma.

  • Debes conocer qué implicación tiene participar en ella.
  • Qué ocurre con tus datos.
  • Qué debes hacer para evitar practicas inadecuadas.
  • Cómo reportar un uso indebido en caso de que tengas problemas, etc.

Si lo haces, tendrás toda la información necesaria para moverte con seguridad por la red.

ERROR 2. No activar los controles de seguridad y privacidad en tus perfiles

Otro tema importante que muchos usuarios pasan por alto es la configuración de la cuenta. Concretamente, los aspectos relativos a la privacidad.

Una de las principales preocupaciones de los médicos en la red está relacionada con la confidencialidad hacia sus pacientes. Por este motivo, un profesional sanitario no puede permitirse ningún error en este apartado.

  • No muestres más información de tus datos personales que la necesaria.
  • Evita la geolocalización (por seguridad) a no ser que quieras mostrar dónde estás.
  • A nadie le importa qué “likes” o “+1s” das y a veces puede ser contraproducente si quieres mostrarte como un profesional.
  • No reveles datos que puedan identificar a ningún paciente.
  • Cuida los metadatos que contienen las fotografías antes de subirlas a ninguna red social.

Dependiendo de cada red los datos a configurar varían. Debes comprobarlo siempre.

Si lo haces, mostrarás una imagen profesional y tendrás controlados todos los aspectos de tu privacidad.

ERROR 3. No tener un perfil con foto y datos correctos

Una imagen vale más que mil palabras, este refrán popular también es aplicable a la red.

  • Personaliza tu biografía. Hazla única e interesante.
  • Cuida tu foto de perfil. Pon una imagen de calidad (no pixelada) y que esté actualizada. Si vas a utilizar una foto en el desempeño de tu trabajo, recuerda que debes velar por la imagen que ofreces además de cómo médico como miembro de un colectivo.
  • Aporta los datos que consideres relevantes de forma clara y concisa.
  • Explica a qué te dedicas, cuál es tu especialidad o qué temas te interesan.
  • No uses un eslogan o una frase inspiradora en la redacción de tu biografía. No es profesional.

Si lo haces, darás imagen de profesionalidad, sinceridad y transparencia. Lograrás seguidores afines a tus objetivos.

ERROR 4. No personalizar las opciones visuales de cada plataforma.

Cada red es diferente pero todas comparten su gusto por lo visual.

  • Aprovecha cada espacio que tienes en las redes sociales para mostrar tu creatividad.
  • La foto de portada (o de fondo) es tan importante como la de perfil. No la descuides.

Si lo haces, estarás mostrando tus habilidades creativas y tu conocimiento en los nuevos entornos, además podrás sorprender visualmente a tus seguidores.

ERROR 5. No mantener coherencia y continuidad de publicaciones.

Lo primero que debes preguntarte es ¿para qué estoy en esta red social?

  • Focalízate en tu objetivo. Llevar visitas a tu web, dar a conocer tu blog, atraer pacientes a tu clínica…
  • Define el público al que te diriges. No es lo mismo publicar para pacientes que para compañeros del sector.
  • No mezcles temáticas. Si eres dentista no hables por ejemplo, de cómo abonar el jardín. Tus seguidores esperan soluciones de alguien experto en un tema concreto. No les hagas perder tiempo.
  • No respondas consultas en abierto a no ser que sean genéricas, tu respuesta tenga un carácter divulgativo y puedan ser de interés para tu comunidad de seguidores.
  • Sé constante. Es preferible publicar poco a diario que mucho de forma puntual.
  • No abandones un perfil de la noche a mañana. Si no lo puedes mantener avisa a tus seguidores de la inactividad, evitarás la imagen de abandono y dejadez.

Si lo haces, demostrarás autoridad y relevancia aportando valor en tus contenidos.

ERROR 6. No separar el lado personal y profesional en el perfil

En las redes sociales hay que ser auténticos. Y lo más importante, hay que ser cercanos.

Pero cuando se trata de gestionar el perfil de un profesional sanitario enfocado a crear su identidad digital no se pueden permitir determinadas licencias.

Hay temas muy polémicos que debes evitar para no entrar en disputas.

  • En la red no se discute. Si lo haces que sea de forma muy educada.
  • Evita los temas “hot” por ejemplo, temas religiosos, deportivos, políticos, etc.

Por lo tanto, mi recomendación es no mezclar el perfil personal con el profesional. Evitarás posibles crisis de reputación.

Si lo haces, estarás demostrando coherencia y educación.

ERROR 7. No escribir en lenguaje claro

En la red no uses el teclado como si estuvieras enviando un SMS.

Estás en un entorno global. Lo que para ti es obvio para otras personas no lo es.

  • No utilices las mayúsculas. Por si aún no lo sabes, escribir en mayúsculas en Internet es equivalente a gritar.
  • Hay que usar un lenguaje comprensible y utilizar la “jerga” de cada red social de manera adecuada. Por ejemplo, RT (Retweet) MT (Tweet modificado) FF (Follow Friday) etc… ante la duda, escribe siempre la palabra completa.
  • Cuida la ortografía. Un error gramatical se puede volver en tu contra y ser motivo de burla además de dar un imagen pésima.

Si lo haces, estarás mostrando educación y tu nivel cultural que como profesional de carrera es muy alto.

ERROR 8. No mantener equilibrio en el ratio de la cuenta

En Twitter (principalmente por sus características) es importante mantener el equilibrio entre el número de seguidores y seguidos.

  • La técnica de FollowBack es un error. Seguir a personas para que te sigan no aporta nada.
  • Tampoco es necesario seguir a grandes cuentas que no van a devolverte el seguimiento. Las Listas de Twitter son mucho más efectivas.
  • En Linkedin por ejemplo no funciona igual. A mayor número de contactos más alcance dentro de la propia red.

Si lo haces, tu perfil dará una imagen muy profesional. Todo el mundo quiere ser seguido por expertos.

ERROR 9. No mostrar una imagen auténtica y abusar de la automatización de acciones.

No seas un robot. Los usuarios en las redes sociales buscan gente auténtica.

No es malo utilizar las herramientas web (yo utilizo muchísimas en mi trabajo en la red todos los días) pero hay que hacerlo de forma adecuada.

Puedes “programar” para ganar en productividad pero no “automatizar“. No es lo mismo.

Queda fatal enviar un mensaje de bienvenida desde un programa como Justandfollow. Para hacerlo así mejor no hagas nada.

Y tampoco te recomiendo que saludes en abierto, el día que dejes de hacerlo habrá seguidores que lo tomen mal y créeme que acabarás haciéndolo por falta de tiempo. Si quieres saludar de forma especial a alguien, hazlo por mensaje directo.

Si lo haces, tus mensajes serán percibidos con calidad y de buen grado.

ERROR 10. No tener un blog y basar tu Presencia Online solo en Redes Sociales

He dejado para el final el error más GRAVE.

En realidad no sé si llamarlo error porque va mucho más allá de un simple “error”.

Hablar de presencia online y no tener un blog en el que cimentar una Estrategia Digital no tiene sentido.

  • Tu blog es tu espacio en la nube. Es tu casa virtual.
  • Es el lugar en el que demuestras  lo que sabes hacer mejor.
  • Es la forma de crear tu propio contenido y derivar el tráfico de tus seguidores en redes hacia tu plataforma.
  • De lo contrario si solo compartes enlaces de interés estarás haciendo un favor a tus competidores.

Imagínate que mañana te levantas y te encuentras que te han suspendido por ejemplo la cuenta de Facebook.

Sí, sí, suspendido.

Las redes sociales tienen sus propias normas. Si las incumples (aunque sea de forma inconsciente) te pueden eliminar el perfil y además hacerlo sin avisar.

Todo el trabajo realizado… tirado al traste.

Por muchos esfuerzos que destines a las redes sociales si no tienes una base de contenidos en un blog jamás obtendrás resultados tangibles.

Y si hablamos de blog y lo tienes en una plataforma gratuita como Blogger por ejemplo, el resultado todavía es peor.

Si estás creando contenido en un blog gratuito tienes que ser consciente que ese contenido no es tuyo. No puedes hacer copias de seguridad, no puedes evitar que pongan publicidad indeseada en tu blog, tienes limitaciones técnicas que no te dejarán avanzar…

Y lo peor de todo, si al igual que pasa en las redes sociales, un buen día a Google se le antoja cerrar Blogger habrás perdido todo el tiempo invertido y el conocimiento que hayas volcado en ese blog se perderá en el olvido.

Y siento ser tan directa. Pero tú no estás aquí conmigo para perder el tiempo porque precisamente “tiempo” es lo que no le sobra a un médico. Por eso no te voy a engañar.

Por muchos consejos que te dé, por muchos ejemplos que te ponga o por muchas herramientas que te regale si no montas tu imperio en la red nunca tendrás una presencia digital potente.

Si lo haces, tu presencia digital dará un salto abismal de calidad y tendrás tu espacio virtual para cumplir todos tus objetivos.

Todos caemos en mayor o menor medida en estos errores (¡ójala! a mí me lo hubiesen contado) cuando empezamos en la red.

Por eso, en la siguiente clase que vas a recibir por email te voy a explicar la metodología paso paso que debes seguir  para resolver definitivamente los problemas que tienes con tu Presencia Digital Sanitaria.